Recientes

A mediados de mayo el mundo recibió un ataque masivo insólito, un ciberataque. Era de esperarse que algo así sucediera por la hiperconectividad que hoy existe, debido a la gran cantidad de plataformas, aplicaciones y redes sociales de las cuales cada uno de nosotros es parte.

Si bien la alarma ya pasó, la realidad es que seguimos expuestos a este tipo de ataques y algunos menores que realmente pueden arruinarnos el día. Y los perfiles sociales son una fuente constante de vulnerabilidad, principalmente porque vienen por defecto configurados con el objetivo de “viralizar contenido”.

Argentina es un país donde la “adrenalina financiera” nos obliga a estar atentos de los cambios que se van generando a través de los años. Los fantasmas “devaluación”, “corralito” y varios otros nos han enseñado a ahorrar, estar atentos al dólar, invertir en ladrillos, etc. Es por esto que hablar de planificación financiera del sujeto persona, quizás no sea un concepto muy habitual, pero ampliamente utilizado de manera empírica aún sin darnos cuenta.
La planificación financiera nos habla de generar objetivos de largo alcance para nuestra economía, en nuestro caso familiar, que nos permitan “cubrirnos” en el caso de surgir ciertos imprevistos. Para esto se elabora un plan integral, organizado y personalizado que nos permita lograr esos objetivos invirtiendo nuestros ingresos de manera de poder alcanzarlos.

Es sabido y evidente que el cambio climático ha afectado enormemente a la industria agropecuaria. Los cambios van casi rotando los extremos, sequía, inundación y de vuelta sequía. Esto sumado a políticas de gobierno que resultan insuficientes para esta realidad climática, convierten cada cosecha en una verdadera “película de acción” que te mantiene siempre atento y en vilo, teniendo que tomar acciones sobre la marcha, continuamente para cuidar el ganado y las cosechas esperando llegar al final de la mejor manera.

La mayoría de nosotros tratamos de ser lo más cuidadosos posibles al conducir en la ciudad o carreteras, pero ninguno está “inmunes” a ser parte de un accidente, hay otras personas manejando y muchas veces suceden cosas que se escapan a nuestro control.

En un momento así pensar en “qué debo hacer” es una labor titánica porque tendemos a bloquearnos. Por eso te invitamos ahora a “pensarlo en frío” y saber qué hacer en caso de accidentes y qué documentos pedir en caso de accidentes. Si un día nos toca ser parte hay altas chances de que recordemos los pasos o a lo menos ¡donde leímos qué hacer en estos casos!. 

Página 1 de 2

Copyright © 2016 MgGroupSeguros. Todos los derechos ReservadosGo to top
Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme